Como especialistas en la implementación de sistemas de protección contra incendios en Madrid sabemos del papel fundamental que juegan los elementos de detección en esta tarea. La misión de los detectores y alarmas es advertir de la presencia de humo, gases o llamas y avisar de su presencia en las instalaciones que hay que proteger.

En la mayoría de los sistemas de protección contra incendios en Madrid los dispositivos detectores más comúnmente utilizados son los que advierten del incremento inusitado de la temperatura de una determinada zona o de la presencia de humos o gases procedentes de la combustión. Los detectores de temperatura cuentan con un sensor termométrico en su interior que va leyendo la temperatura ambiente de la sala. Si el sensor alcanza una temperatura determinada o bien detecta un crecimiento que se produce rápidamente, emite una señal eléctrica que se envía hacia un dispositivo de alarma.

Pese a que en el lenguaje coloquial solemos referirnos a todos los dispositivos de detección como alarmas, hay que dejar claro que se trata de aparatos diferentes. Los detectores comprueban que se están dando unas circunstancias concretas como la temperatura o la presencia de gases, mientras que las alarmas son los aparatos que emiten las señales visibles (luces intermitentes), auditivas (sirenas o pitidos), telefónicas…

Un elemento también importante en la protección contra incendios son los timbres de alarma, pulsadores que, activados por intervención humana, ponen en marcha los sistemas de alarma dando aviso de la presencia del fuego.

Como especialistas en sistemas de extinción de incendios, en Detecta PCI sabemos de la importancia que tiene la rapidez en la respuesta y, por lo tanto, la de los sistemas de detección y alarma.