Al ser una empresa dedicada al mantenimiento de extintores en Madrid, somos un elemento clave a la hora de conseguir la seguridad en los edificios de la capital. Y es que la prevención y la actuación en un incendio deben de ser elementos imprescindibles de la educación ciudadana, para garantizar una ciudad mucho más protegida.

Por eso hoy, como profesionales en el mantenimiento de extintores en Madrid, queremos hablarte sobre algo que, en muchos casos, se da por hecho: la forma correcta de utilizar un extintor.

Lo primero de todo, será que evalúes correctamente la gravedad del incendio. Si es un pequeño fuego, mejor será que trates de taparlo con una manta para que el oxígeno no lo alimente. Si, por el contrario, tiene cierta magnitud y peligrosidad, es el momento de utilizar el extintor.

Cuando lo tengas en las manos, verás que tiene una especie de hebilla. Es un mecanismo de seguridad para que no se dispare su contenido. Tendrás que retirarla, basta con tirar de ella. Lo siguiente es reorientar el mango. Mucha gente, al utilizar un extintor por primera vez, lo enfoca hacia las llamas. Esto es un error, además de un desperdicio del contenido de los extintores.

Recuerda: apunta siempre a la base del fuego. Es la única manera de apagarlo correctamente. La forma de disparar es cogiendo con la otra mano las asas y apretando. En este sentido, es algo bastante intuitivo. Ahora bien, algo de lo que tampoco se habla demasiado es de la carga de un extintor. Por lo general ronda los diez segundos. Así que asegúrate de apuntar adecuadamente al fuego y de no desperdiciar el contenido.

Si no has conseguido apagar el fuego, abandona el edificio y espera los servicios de seguridad.

Si quieres tener tus extintores siempre cargados, llámanos. Somos Detecta Pci.