Lo mejor que puedes hacer si te surgen dudas acerca de si es posible recargar el extintor de tu comunidad de vecinos o de tu lugar de trabajo es consultar a profesionales de la venta de extintores en Madrid. Ellos te darán las pautas a seguir, que deben cumplir con la normativa vigente para esta clase de sistemas contra los incendios.

En cualquier caso, en esta entrada de nuestro blog vamos a darte algunas pistas sobre este asunto para que sepas a qué atenerte cuando se te presente esta disyuntiva. Lo primero que debes saber es que la recarga y el mantenimiento de estos aparatos debe llevarla a cabo una empresa de venta de extintores en Madrid autorizada.

Para saber si es posible efectuar la recarga tendrás que comprobar la placa de industria, que cualquier extintor portátil debe incorporar de manera obligatoria. En dicha placa de diseño aparecerá la fecha de fabricación del extintor, así como las diferentes pruebas de retimbrado a las que haya sido sometido dicho equipo.

En este sentido, es importante que sepas que un extintor con más de 20 años de vida no puede ser recargado. Consultar su fecha de caducidad te servirá de ayuda para aclarar esta duda.

Antes de llevar a cabo la recarga, es obligatorio someter el aparato a una prueba de presión. Para ello ha de haber superado los 5 años desde su fecha de fabricación y tener menos de 20 de vida útil.

En caso de que el extintor tuviera menos de 20 años y hubieran pasado menos de 5 desde su fabricación o desde su última prueba de retimbrado, podrías recargarlo sin problemas.

Como es lógico, cualquier aparato en mal estado o que cumpla con los criterios de rechazo estipulados no podrá ser recargado ni manipulado. Ponte en contacto con Detecta PCI si necesitas ampliar información sobre este asunto. Estamos a tu disposición.