La normativa actualmente en vigor, el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios especifica la obligatoriedad de que el mantenimiento de extintores en Madrid que hay que hacer anualmente sea realizado por una empresa debidamente acreditada como es la nuestra. Pero esa misma normativa establece que todas las instalaciones contra incendios tienen que ser revisadas en periodos más cortos, 3 ó 6 meses, y que estas revisiones debe efectuarlas personal del lugar en donde estén instalados los extintores, las mangueras o las alarmas de detección.

La comprobación de la carga, de la presión… son tareas que corresponden a una empresa acreditada para el mantenimiento de extintores en Madrid, pero otras tareas como la comprobación de la correcta señalización de los extintores o del estado de los precintos, tareas que hay que comprobar, como mínimo, cada tres meses, deben ser encomendadas específicamente a un empleado. En las empresas medianas y grandes, esta responsabilidad suele recaer sobre el departamento de recursos humanos, responsable también de la seguridad e higiene en el trabajo.

Estas revisiones trimestrales no deben limitarse única y exclusivamente a los extintores. Es preciso comprobar también que, por ejemplo, las vías de evacuación en caso de incendio se encuentran libres de obstáculos. A veces, especialmente cuando se trata de zonas poco utilizadas, se cae en la tentación de dejar temporalmente unas cajas o muebles que no se usan limitando el pleno acceso de la vía de evacuación.

Otra comprobación importante es el correcto funcionamiento de los detectores y alarmas comprobando que las pilas estén cargadas o que los fusibles no tienen defecto alguno. Si necesitas información más concreta sobre las tareas de revisión que hay que realizar, puedes ponerte en contacto con Detecta PCI.